Un informe destapa irregularidades de “escándalo” en la gestión de Orihuela Cultural

Bascuñana y Saez

Hay 615.000 euros sin contabilizar en los últimos cuatro años y el alcalde pone en manos de Intervención poner en conocimiento de la fiscalía la falta de control y fiscalización de la sociedad municipal

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha hecho públicas este lunes las irregularidades que durante los últimos cuatro años se han cometido en la gestión de la sociedad municipal Orihuela Cultural, encargada de gestionar el Turismo y la Cultura en el municipio.

Un informe encargado por el Ayuntamiento a una empresa externa ha revelado, entre otras cosas, que existe una ausencia de reconocimiento de 92.000 euros que la sociedad le debe al Consistorio desde 2012 y faltan 10.576 euros de lo recaudado en el Teatro Circo que “nadie sabe qué ha pasado con ese dinero”. “No se hacían arqueos en la caja, no hay registros de los traspasos y cuando venía un artista o una empresa y se le pagaba con la recaudación de la taquilla no se hacían facturas”, ha denunciado.   

En total, Bascuñana ha asegurado que “en los últimos cuatro años hay 615.000 euros que han pasado de un lado a otro en esta sociedad y que están sin contabilizar”. Unos hechos objetivos que para el regidor suponen “un escándalo” que puede calificarse como “un fraude a la administración pública” por parte del anterior equipo de gobierno bipartito (PSOE y Los Verdes). “El resultado de este informe viene a decir que no ha habido control del dinero que entraba o salía”, ha explicado.

La sociedad podría enfrentarse ahora al pago de hasta 100.000 euros para subsanar estas irregularidades, ya que no se ha declarado a Hacienda la liquidación del IVA en los últimos cuatro años y esto, además de su debido pago, podría acarrear algún tipo de sanción.

Según ha informado el regidor, se ha puesto a disposición del área de Intervención las conclusiones de este informe para que se pronuncie al respecto y en función a ese criterio se tomarán las decisiones oportunas. Esto es, si se considera que puede haber delito en estas irregularidades el Ayuntamiento lo pondría en conocimiento de la fiscalía anticorrupción, mientras que si se atribuye a una falta de diligencia “se buscaría a los responsables políticos por negligencia en su gestión”.

Al respecto, ha dicho que “no estamos haciendo juicios de valor en cuanto a si es delito o no, simplemente estamos poniéndolo en conocimiento. No tengo sospechas de que nadie se haya echado el dinero al bolsillo”.

El alcalde oriolano ha explicado que encargaron el informe tras detectar algunas situaciones que no le parecían regulares y conocer que están sin aprobar las cuentas de Orihuela Cultural de los años 2012 y 2013.

Bascuñana ha descartado la disolución de la sociedad municipal aunque ha dicho que “es evidente que se va a resentir si tiene que hacer frente a todos estos pagos”. Asimismo, ha destacado que probablemente si se hubiera contabilizado correctamente sus cuentas estas podrían haber dado pérdidas con lo delicado que es esa situación para una empresa de gestión pública”.

Tras dar a conocer esta “preocupante” gestión por parte del anterior equipo de gobierno, el regidor ha pedido a los concejales del PSOE, aunque sin nombrarlos, “que tengan un poco de humildad, pidan perdón y dejen de darnos todos los días lecciones a los demás”. 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*