La Diablesa y el Oriol obtienen la declaración de Bien de Interés Cultural

El Pleno del Consell aprueba el trámite para proteger dos de los elementos patrimoniales más importantes de  Orihuela

La Gloriosa Enseña del Oriol y La Diablesa, dos de los símbolos más importantes de Orihuela, cuentan desde hoy con la protección de la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano tras ser declaradas Bien de Interés Cultural por la Generalitat. El Pleno del Consell ha aprobado este viernes la declaración de ambos elementos como BIC en la categoría de mueble de carácter individual.

El Gobierno valenciano ha teniendo en cuenta diferentes aspectos a la hora de conceder la declaración BIC a los dos símbolos. En el caso de la Gloriosa Enseña del Oriol ha destacado su “singularidad y relevancia” en el terreno histórico, artístico y etnológico al tratarse del principal símbolo representativo de la identidad cívica oriolana.

Este reconocimiento como Bien de Interés Cultural lleva aparejado la exposición pública de este elemento para darle proyección turística. “De esta forma el Oriol deberá poder ser visitado en la sala del Ayuntamiento en la que ahora está guardada, al menos durante unos días al año”, ha explicado el portavoz de Compromís por Orihuela, Martín Borislavov.

En cuanto a La Cruz de los Labradores, la talla de Nicolás de Bussy más conocida como La Diablesa, el Consell ha tenido en cuenta para su protección su “calidad artística” así como su “original iconografía” alejada de los cánones escultóricos y religiosos de la época barroca. Hace también alusión a la manera en que la imagen desfila cada Sábado Santo, en la procesión del Santo Entierro, cuando se queda a las puertas de la Catedral por no poder entrar en el templo sagrado.

Además la declaración de La Diablesa como BIC influye en el pleito que mantienen el Ayuntamiento y el Cabildo por la titularidad de la talla pues independientemente de la misma a partir de ahora la imagen “responderá ante los criterios de la Generalitat”, ha destacado Borislavov.

El portavoz de Compromís ha estado acompañado por su homólogo en la Diputación de Alicante, Gerard Fullana, y el portavoz adjunto José Manuel Penalva. Desde la formación han señalado que el Consell ha puesto fin a una reivindicación que viene de lejos. En 2009 se inició el expediente para la declaración de la Enseña del Oriol como BIC y en 2011 se hizo lo propio con La Diablesa.

En este sentido, Borislavov ha criticado que el Gobierno del Partido Popular en la Generalitat tenía los informes “escondidos en cajones” durante años pero el actual Consell ha dado un impulso al patrimonio concediendo estas declaraciones.

Borislavov espera que  pronto se pueda resolver favorablemente la declaración del Convento San Juan de la Penitencia también como Bien de Interés Cultural.

Desde el PSOE oriolano también han valorado positivamente este reconocimiento a dos emblemas de Orihuela. La portavoz, Carolina Gracia, ha dicho que “se cumple con una reivindicación histórica”.

La socialista ha recordado que el nombramiento del Oriol y La Cruz de los Labradores como BIC era una de las 21 peticiones que le realizó el alcalde Emilio Bascuñana a Ximo Puig en su primera visita como presidente de la Generalitat a Orihuela, en marzo de 2016. En este tiempo se ha dado trámite a nueve de la lista entre ellas se han iniciado las obras del Centro de Salud del Rabaloche, la construcción del IES Playa Flamenca o la cesión de la casa natal de Miguel Hernández o los antiguos juzgados al Ayuntamiento.

Por su parte desde el equipo de gobierno (PP y C’s) todavía no se ha producido ninguna valoración.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*