La Guardia Civil desarticula en Torrevieja una organización criminal que ha cometido cientos de estafas bancarias en España, Francia e Italia

Las localidades más afectadas de la Vega Baja han sido además de Torrevieja, Almoradí y Rojales estafando más de 40.000 euros con el método conocido como “scalping” o “siembra”, viendo el código PIN de su tarjeta para después sustraerla

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Torrevieja a dos hombres y ha colaborado en la detención de otros tres, residentes en Marsella (Francia), todos ellos de nacionalidad francesa y origen argelino, de entre 30 y 40 años, por ser los presuntos autores de un delito continuado de estafa y por pertenencia a grupo criminal.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Torrevieja, bajo el marco de la operación “Modio”, coordinada por la European Union Agency for Criminal Justice Cooperation (EUROJUST), a través del Juzgado de Instrucción nº 1 de los de Torrevieja, ha desarticulado un grupo criminal muy activo, dedicado a la comisión continuada de delitos de estafa bancaria, principalmente con el método llamado “scalping” o método “siembra”.

Este método consiste en obtener el número PIN de las tarjetas bancarias de los usuarios, en presencia de ellos mismos, en su mayoría personas de avanzada edad a las que despistan fácilmente, tras ganarse su confianza y, en ocasiones, utilizando incluso la intimidación y la violencia, si ello fuese necesario.

Los autores aprovechaban que una persona de avanzada edad se disponía a extraer dinero en efectivo de un cajero para, habiéndose situado detrás de ella, a una distancia prudencial pero suficiente como para observar, desde esa posición, el tecleo del número PIN de la tarjeta. Seguidamente, despistaban a su futura víctima, consiguiendo sustraerle la tarjeta recién utilizada y de la cual ya conocían el número para operar con ella.

Otra de las formas por las cuales obtenían el numero PIN de las tarjetas era cambiando, previamente, el idioma del cajero, así, gentilmente se ofrecían a ayudar al siguiente usuario que fuese a sacar dinero y que no comprendía el idioma, llevándoles a marcar el PIN en su presencia, obteniéndolo de este modo, bloqueando posteriormente el cajero, apoderándose de la tarjeta, haciendo creer al usuario que ésta se había quedado en el interior del cajero.

Una vez que se hacían con las tarjetas y con los números PIN de cada una de ellas, extraían todo el dinero en efectivo que podían, hasta el punto de dejar las cuenta bancaria en cuestión sin saldo o hasta que la tarjeta era desactivada por su legítimo titular y bloqueada por la entidad bancaria.

También se ha detectado, gracias a la investigación que, además de este modus operandi, también realizaban todo tipo de compras, en especial de productos de lujo y de tarjetas-regalo de centros comerciales, con las que luego podrían adquirir los productos, con toda tranquilidad.

Este tipo de delito fue detectado en la Vega Baja, a principios del pasado año 2019, cuando comenzó a producirse un incremento progresivo de denuncias, todas ellas con este mismo patrón en común.

Fue en noviembre de 2019, cuando los agentes de la Guardia Civil de Torrevieja detuvieron a dos personas, a raíz de cuyas detenciones se descubriría el alcance real del entramado de esta organización criminal.

Estos primeros dos detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de los de Torrevieja, quien decretó el ingreso en prisión provisional de ambos, a la espera de juicio.
Gracias a las numerosas e incansables gestiones de averiguación llevadas a cabo por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Torrevieja, se ha podido constatar que este grupo criminal ha actuado por todo el arco mediterráneo, desde Gerona hasta la Costa del Sol, para lo cual se desplazaban expresamente desde Marsella (Francia).

También se ha podido comprobar que habrían individuos que les facilitaban la comisión de estos delitos, más concretamente en las localidades malagueñas de Marbella y San Pedro de Alcántara, lugares en los que se detectó, a raíz de la investigación, la existencia de personas que les facilitaban la logística necesaria para la comisión de los diferentes delitos, como por ejemplo los vehículos de alquiler, las viviendas en las que alojarse temporalmente, incluso los billetes de avión para volver a Francia.

En esta fase de la operación, participaron efectivos del Área de Investigación de la Guardia Civil de Mijas y de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga.
Gracias a esta fase, se obtuvieron numerosos datos nuevos, logrando identificar los vehículos utilizados para la comisión de los delitos, las viviendas en las que pernoctaban, así como también identificar a más individuos, pertenecientes a este grupo criminal.

A esto se suma la constante coordinación y cooperación mantenidas con la European Union Agency for Criminal Justice Cooperation (EUROJUST), Agencia que informa a la Guardia Civil de Torrevieja de que esas mismas personas son también objetivos de sendas investigaciones francesas e italianas, por delitos cometidos en dichos países, con ese mismo modus operandi.
A estos objetivos comunes se les imputa centenares de delitos, cometidos en Italia, Francia y España.

En lo que respecta a la Vega Baja, las principales localidades afectadas son Rojales, Almoradí y, sobre todo, La Mata y Torrevieja, donde concentraron principalmente su actividad ilícita, superando el medio centenar de delitos cometidos.

Se estima que en Italia han podido estafar más de 200.000 euros, cantidad que aún está por determinar en Francia. En España, la cantidad obtenida ilícitamente supera los 60.000 euros, de los cuales más de 40.000 han sido estafados a vecinos de la Vega Baja.

Tres miembros más de la organización criminal fueron detenidos, a comienzos de febrero de 2020, en Marsella (Francia), tras realizar sendas tres entradas y registros, en sus respectivos domicilios. Los tres ya han ingresado en una prisión francesa, de manera cautelar.

No se descartan nuevas detenciones, ya que la operación continúa abierta, al seguir activo el intercambio de información con el país vecino francés, operación de la que se ha levantado el secreto de sumario hace escasos días.

Cabe destacar la rapidez con la que este grupo criminal se movía por España, al objeto de no ser detectados por los diferentes cuerpos policiales, ya que se ha podido acreditar, gracias a la investigación que, en una misma mañana, podían llenar de combustible su vehículo (con una de las muchas tarjetas hurtadas al descuido), cometer varios de estos delitos en Torrevieja y regresar enseguida a Marbella. Otro ejemplo es, tras haber obtenido un considerable botín, comprar rápidamente billetes de avión desde Málaga o Barcelona, para ese mismo día, refugiándose, en tan solo unas horas, en su ciudad de procedencia, Marsella.

También puede interesar

Publicidad

1 Comentario

  1. Pedazo de trabajo hace la guardia civil en Torrevieja no solo en este caso si no las 24 horas los 7 días de la semana . Siempre que tengo la ocasión se lo digo gracias por vuestro trabajo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*