Orihuela expedienta al Consell por retirar un escudo franquista sin licencia de obras

La oposición acusa al PP de abrir una guerra contra la Generalitat mientras que el Ayuntamiento dice que una administración debe dar ejemplo

El Ayuntamiento de Orihuela ha abierto un expediente de infracción urbanística a la Conselleria de Justicia por las obras de tapiado del escudo franquista que coronaba el antiguo edificio de los Juzgados oriolanos, ubicados frente a la iglesia de las Santas Justa y Rufina. Unos trabajados acometidos el pasado mes de diciembre por la Generalitat para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.

La Junta de Gobierno celebrada este martes ha aprobado la apertura de un expediente contra Justicia porque estos trabajos se realizaron “sin la pertinente licencia de obras”. Así lo ha explicado el portavoz municipal, Francisco Sáez, quien ha argumentado además que la retirada del escudo se hizo de forma diferente a como se contemplaba en un informe de la Conselleria de Cultura, que determinaba cómo se debían realizar los trabajos por estar el edificio en el entorno de un Bien de Interés Cultural (BIC).

El tapado del escudo se hizo mediante la colocación de unos ladrillos para ocultarlo pero, según sostiene el edil, “el proceso de eliminación estaba contemplado de otra forma”.

“No estamos discutiendo el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica sino que los trabajos se hicieron sin la licencia de obra”, ha indicado Sáez, al tiempo que ha dicho que “una administración debe dar ejemplo”.  “Si a un ciudadano le pedimos que saque los permisos para pintar una fachada lo mismo le pedimos a una administración”, ha continuado.

El portavoz municipal ha explicado que más allá de la sanción económica que la apertura de este expediente pueda suponer a la Conselleria, lo que “no podemos permitir es que se le permita a una administración lo que no se le permite a un vecino”. Y ha negado cualquier “guerra” con el gobierno de la Generalitat con el que ha dicho se están llegando a acuerdos como, por ejemplo, la cesión de esos antiguos juzgados.

Por su parte, el PSOE ha calificado como “sorprendente” que la incoación de este expediente se haya producido de forma tan inmediata cuando “hay más de 600 expedientes de infracciones urbanísticas paralizados durante mucho tiempo”.

La portavoz socialista, Carolina Gracia, ha considerado que el equipo de gobierno ha actuado con “mala fe” porque desde la Generalitat se le avisó de que se iban a ejecutar esas obras y el Ayuntamiento dio permiso. “Si faltaba algún documento lo que tenían que haber hecho es decírselo”, ha indicado.

Cambiemos Orihuela también se ha pronunciado al respecto y ha denunciado que “no estamos ante un problema burocrático, sino ante una nueva ofensiva política e ideológica del gobierno de Orihuela contra el gobierno autonómico”.

Los concejales de Cambiemos han tachado de “surreal” que el Ayuntamiento abra sanción en este caso dado que el propio edil de Patrimonio, Rafael Almagro, “dio cuenta a los medios de la ejecución de esta obra e incluso la presenció desde la misma puerta del Ayuntamiento”.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*