C’s deja solo al PP y el Pleno tumba el presupuesto municipal de 2020 en Orihuela

Los socios de Gobierno evidencian su desencuentro en una sesión plenaria en la que los populares se han quedado solos y no han podido sacar adelante las cuentas de este año

El Pleno municipal de Orihuela ha tumbado este miércoles el proyecto de Presupuestos para 2020 presentado por el alcalde oriolano, Emilio Bascuñana, quien no ha podido sacar adelante las cuentas tras obtener solo los nueve votos a favor de los ediles de su partido, el PP. El resto de formaciones que conforman la Corporación Municipal, incluído sus socios de Gobierno de Ciudadanos, han votado en contra (PSOE, Cambiemos Orihuela y Vox).

Sobre las 11 de la mañana de este miércoles se evidenciaban las diferencias que el bipartito de Orihuela (PP y Ciudadanos) mantienen desde hace meses a consecuencia, entre otras cosas, del presupuesto municipal. Los concejales de la formación naranja han alzado la mano para votar en contra, y dejar solo a su socio de gobierno, en una sesión plenaria que se ha celebrado vía telemática por las restricciones del Covid-19.

Los populares se han presentando en el Pleno argumentando la necesidad de aprobar estas cuentas de 2020 justificando que actualmente trabajan con unos presupuestos prorrogados de 2018 y en estos dos años han aumentado los gastos, especialmente en el capítulo de personal, por lo que consideraban necesario sacar adelante los presupuestos para poder garantizar estas semanas finales del año. “Es un presupuesto técnico y no político”, ha reiterado Bascuñana, quien ha insistido en que llevar estas cuentas a la sesión plenaria era una ejercicio de responsabilidad por su parte, y una recomendación del equipo técnico del Ayuntamiento.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Rafael Almagro, también ha señalado que primero la DANA y, después, la crisis generada por el coronavirus ha dificultado la redacción de los presupuestos durante este año, en el que el estado de alarma y la situación generada por la pandemia ha obligado a revisar continuamente el documento de presupuestos.

Unos argumentos que no ha convencido al resto de grupos municipales, puesto que todos han votado en contra y han manifestado que a día 25 de noviembre se debería haber debatido el presupuesto municipal de 2020 y no el de 2021.

En esa línea se ha mantenido el portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, José Aix, quien ha destacado el “carácter extemporáneo” de los presupuestos presentados por sus socios de Gobierno. “Lo más sensato habría sido traer el presupuesto de 2021”, ha reiterado, al tiempo que ha asegurado que la “urgencia” por debatir las cuentas de 2020 “no queda plasmada en ningún documento, no hay argumentos tajantes”. Y con este argumento, y el de que “la única finalidad de este documento es el de cerrar el 2020 con seguridad”, los concejales han vuelto a dejar solos a los populares, en una nueva evidencia de sus diferencias como socios de gobiernos.

Los socialistas han mostrado también su rechazo a las cuentas de 2020, después de que los populares no hayan tenido en cuenta ninguna de las enmiendas presentadas por la formación, pero la la portavoz Carolina Gracia les ha tendido la mano para trabajar en los de 2021 y ha considerado que los concejales de Ciudadanos se dedican a “chantajear” a los populares. “Si del PSOE depende en 2021 habrá presupuesto, quieran ustedes (dirigiéndose a la formación naranja) o no”, ha dicho.

También Cambiemos ha votado en contra de las cuentas al considerar que se han diseñado para “maquillar las chapuzas y validar la gestión del gobierno municipal en 2020” pero no pensando en las necesidades de la localidad. En este sentido, el portavoz de la formación, Carlos Bernabé, ha afeado a los populares que utilicen la DANA y el Covid-19 como argumentos para justificar el retraso de estas cuentas, que se deberían haber aprobado a finales del año pasado. “Es preocupante porque estas situaciones como estas deberían acelerar el proceso de presupuestos porque es cuando más falta hace”, ha destacado.

Los dos ediles de Vox han mostrado su rechazo a las cuentas porque “es inconcebible que en noviembre de 2020 se presente el presupuesto para 2020”.

El alcalde Emilio Bascuñana ha cerrado el turno de intervenciones del Pleno y ha señalado que “no he podido atenciones imposibles”, en relación a sus socios de Ciudadanos, con los que lleva meses negociando las cuentas sin éxito. El regidor ha anunciado que ya está trabajando en el presupuesto municipal de 2021 y que, en esta ocasión, lo compartirá con todos los grupos municipales y ya ha dado instrucciones para ello.

 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*