El Consell aprueba un decreto ley de medidas urgentes en el ámbito de los servicios sociales para hacer frente a la crisis por la COVID-19

Entre otras medidas, se anticipa el importe de las subvenciones de 2020 para la realización de servicios en el sector de acción social

El Consell ha aprobado el decreto ley de medidas urgentes en el ámbito de los servicios sociales y de apoyo al tercer sector de acción social para hacer frente a la crisis producida por la COVID-19.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, que ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno valenciano, ha indicado que, “una vez atendidas las necesidades más inmediatas, hay que adaptar los mecanismos necesarios para afrontar la situación de emergencia social que ya estamos viviendo y la que se derivará una vez acabe el estado de alarma”.

Por este motivo, mediante el decreto ley se establece el régimen excepcional de subvenciones en el ámbito de los servicios sociales y de apoyo al tercer sector de acción social para el ejercicio 2020, “flexibilizando los procedimientos de ejecución y justificación”, ha señalado Oltra.

En este sentido, la vicepresidenta ha explicado que, en el ámbito de las actuaciones en el sector social, “las medidas de contención adoptadas y la cancelación de actividades han significado la readaptación de los programas que desarrolla el tercer sector para dar respuesta a las necesidades urgentes de los colectivos más vulnerables con los que trabajan”.

Esta situación “dificulta la ejecución y justificación de las actividades realizadas en el marco de las subvenciones otorgadas por las administraciones públicas”, ha asegurado Oltra.

De este modo, el decreto ley establece, por una parte, la flexibilización del plazo de realización de gastos y actuaciones asociadas, que se prolonga hasta el 31 de marzo de 2021; y, por otra, el anticipo del importe total de las subvenciones concedidas para el ejercicio 2020, de manera que “en vez de anticipar hasta el 65%, se puede anticipar ahora el 100 %”, ha indicado la vicepresidenta.

Ayudas al sector de plantas y animales

Por otra parte, entre las medidas acordadas para hacer frente a las consecuencias de la crisis sanitaria, el Consell ha aprobado el decreto de bases reguladoras y de concesión directa de subvenciones para viveros y asociaciones y entidades de protección y defensa de los animales.

El importe global de las ayudas asciende a un total de 2,6 millones de euros para entidades, empresas y personas autónomas que pertenecen a estos sectores, que se han visto afectados por la suspensión de la actividad económica como consecuencia de la COVID-19.

La vicepresidenta ha explicado que la limitación de las actividades y supresión de festividades “está provocando un impacto negativo en el sector de la flor tallada y planta ornamental”, donde “no hay opción de almacenar o de reorganizar la oferta”.

Por su parte, las asociaciones y entidades sin ánimo de lucro de protección y defensa de los animales que gestionan núcleos zoológicos, “que realizan una importante labor en beneficio del bienestar animal”, ha destacado la vicepresidenta, han visto aumentar el número de animales sin hogar, lo que ha provocado saturación de los refugios, además del bloqueo de las adopciones por el estado de alarma, “lo que ha supuesto una notable disminución de sus ingresos”.

De este modo, a raíz del decreto de ayudas aprobado por el Consell, se destinarán 2,4 millones de euros a las explotaciones agrícolas orientadas a viveros de producción de planta ornamental, arbustos, cactus, flor cortada, plantas macizas y de hojas decorativas. El límite máximo es de 30.000 euros por beneficiario.

Respecto a las entidades de protección animal, el Consell otorgará ayudas por valor de 200.000 euros, con un límite de 2.500 euros por asociación.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*