El PP se hace eco de las quejas vecinales por la “desatención” médica sanitaria en Benejúzar

AntonioBernabé
Antonio Bernabé en una imagen de archivo

Los populares aseguran que es muy difícil conseguir cita, que los médicos se han convertido en “teleoperadores” y que la “improvisación” caracteriza la gestión sanitaria en el municipio

El PP de Benejúzar ha denunciado el “caos” en el consultorio médico del municipio por la “improvisación, la incompetencia y la prepotencia” del Consell y del alcalde socialista, Miguel López, “con el silencio cómplice de la teniente alcalde, Rosa García, de Ciudadanos, que ahora ya no exige nada en materia sanitaria”. Así lo ha asegurado el portavoz popular en el Ayuntamiento de Benejúzar, Antonio Bernabé, cuyo grupo municipal ha recibido numerosas quejas vecinales en las últimas semanas por el «colapso» de la Atención Primaria en el municipio.

“La situación es insostenible, faltan médicos en el consultorio médico, la atención presencial es casi testimonial y los pocos médicos se han convertido en teleoperadores, echando por tierra la calidad del sistema sanitario”, denuncia Antonio Bernabé. Prueba de ese colapso es la dificultad para conseguir una cita, ya que “en Benejúzar es prácticamente imposible conseguir cita antes de una semana, el sistema está completamente desbordado”.

Los propios profesionales denuncian la falta de médicos para hacer frente al servicio. “Con estos escasos medios y esta nula planificación es imposible hacer frente a la mayor crisis sanitaria a la que se enfrenta el mundo en mucho tiempo”, ha explicado Antonio Bernabé, quien recuerda que Benejúzar está entre los municipios que superan el límite de casos marcado por Sanidad como preocupante.

La atención telefónica en el Consultorio Médico de Benejúzar es objeto de innumerables críticas y quejas por parte de los vecinos del municipio debido a los problemas existentes para solicitar citas por teléfono e internet, no quedando éstas circunscritas en lo referente a la sospecha o afectación por el Covid-19, sino que también afecta a patologías frecuentes y habituales de toda índole, viéndose obligados los pacientes a desplazarse al Consultorio Médico para esperar, hasta ser atendidos, en la calle, siendo ésta la forma de conseguir una cita para intentar que le contacte el médico por teléfono.

Antonio Bernabé señala que “somos conscientes de que los trabajadores del consultorio están siguiendo las instrucciones de la Conselleria, y no tienen responsabilidad alguna, pero desde el inicio de la pandemia se está ofreciendo una prestación deficiente a los ciudadanos, con una atención presencial casi nula, llamadas que no son atendidas en la mayoría de los casos, disputas y enfrentamientos entre vecinos alterados por la situación, y largas colas en la puerta que están alcanzando las cuatro y cinco horas de espera muy fácilmente”.

“A todo esto se suma la dificultad presentada por algunos pacientes para obtener sus recetas para tratamientos crónicos, además de la escasez de médicos y personal sanitario en el centro, pacientes que se quedan esperando que el médico les llame, puesto que la Generalitat no envía un reemplazo en caso de una baja o vacaciones del personal”.

El Grupo Popular ya solicitó el pasado mes de julio las gestiones de la concejalía de sanidad para intentar solucionar el problema de la atención telefónica, así como de protección a los usuarios desplazados al centro, solicitando asimismo los medios materiales y humanos que necesita la población.

Además, el Grupo Popular trató la problemática y deficiente atención sanitaria en el consultorio médico en el Pleno ordinario de septiembre, proponiendo la instalación de una línea telefónica adicional y un nuevo ordenador, así como la dotación de más personal administrativo para mejorar la atención que se les da a nuestros vecinos y vecinas.

“El alcalde debe instar al gobierno autonómico a asumir sus competencias en materia sanitaria y para que dote de medios materiales y personales el consultorio médico de Benejúzar. Es evidente que la atención que se está dando a los ciudadanos es muy deficiente y no se corresponde con las necesidades que cabría esperar de una institución sanitaria en la situación de pandemia en la que nos encontramos debido al Covid-19, por lo que es necesario que el gobierno valenciano asuma sus responsabilidades y garantice una prestación sanitaria y en condiciones dignas para nuestros ciudadanos”, concluye Bernabé.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*