El síndic abre una investigación por las acumulaciones de plásticos y vertidos en la desembocadura del río Segura

Plano aéreo de la desembocadura del río Segura en Guardamar del Segura / Síndic de Greuges

José Cholbi solicita información a diez ayuntamientos de la Vega Baja para conocer las actuaciones puestas en marcha para impedir nuevos vertidos

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha abierto una investigación para conocer las medidas que van a adoptar las administraciones implicadas para impedir nuevos vertidos de residuos a los azarbes y la cuenca del río Segura, según ha anunciado en un comunicado.

De acuerdo con la información a la que ha tenido acceso el defensor del pueblo valenciano, estos vertidos estarían ocasionando, de manera reiterada, el depósito incontrolado de gran cantidad de residuos de envases de plástico en la zona cercana a desembocadura del río Segura, especialmente en la pantalla de retención de sólidos flotantes, en el término municipal de Guardamar. Un problema añadido e igualmente preocupante sería el de los vertidos al río de las sustancias contenidas en dichos envases de plástico.

A la vista de esta situación el Síndic ha solicitado información a diez ayuntamientos de la Vega Baja, concretamente a Orihuela, Dolores, Callosa de Segura, Almoradí, Algorfa, Benejuzar, Benijofar, Formentera del Segura, San Fulgencio y Guardamar del Segura.

También se ha dirigido a la Diputación de Alicante, a la Conselleria de Medio Ambiente y a la Confederación Hidrográfica del Segura (a esta última a efectos informativos), para solicitarles información sobre las actuaciones a realizar de manera coordinada y sobre los acuerdos y convenios impulsados a estos efectos.

La imagen deplorable de la desembocadura del río en Guardamar del Segura fue noticia a nivel nacional durante la semana pasada. La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) llevó a cabo trabajos para retirar un mar de plástico y vertidos, un total de 20 toneladas, pero pocas horas después la zona volvía a estar llena de plásticos. La CHS tuvo que hacer un llamamiento pública para frenar el uso como vertederos de los azarbes de la Vega Baja que vierten al río.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*