La Guardia Civil desmantela un punto de venta de drogas en el casco antiguo de Cox

Los detenidos son tres miembros de una misma familia de entre 35 y 42 años

La Guardia Civil de Callosa de Segura ha detenido a tres personas en Cox, integrantes de una misma familia, por ser las presuntas autoras de un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

Las primeras informaciones se remontan al mes de febrero de 2019, tras tener conocimiento de la existencia de un posible punto de venta de droga al menudeo, ubicado en una vivienda del casco antiguo de Cox.

Este hecho estaba comenzando a generar ciertas molestias a los vecinos de la zona, debido al considerable trasiego de consumidores de droga por las inmediaciones, provocando alarma social entre los residentes.

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura, se hizo cargo de las gestiones de averiguación, gestiones que resultaron muy complicadas de llevar a cabo, debido a la complejidad de la ubicación de las viviendas en dicha zona y, además, a que las personas investigadas tomaban notables medidas de seguridad como, por ejemplo, las labores de vigilancia que realizaban ciertos miembros del clan.

A pesar de ello, los agentes investigadores lograron constatar las constantes ventas de sustancias estupefacientes que allí se producían, en su mayoría de heroína y cocaína. Estas ventas eran despachadas, incluso, desde la ventana de la vivienda, para que los consumidores no accedieran al interior.

Finalmente, el pasado 18 de junio tuvo lugar la entrada y registro de los dos domicilios de los sospechosos, así como también el registro de sus vehículos, para lo cual, los agentes del Área de Investigación contaron con el apoyo de varias patrullas, también de la Guardia Civil de Callosa de Segura, además de agentes del SEPRONA, con base en Orihuela, de la Policía Local de Cox y de un guía del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Alicante con un can, especializado en la detección de sustancias estupefacientes.

El SEPRONA, por su parte, procedió a realizar inspección de varios gallos que se encontraban en la vivienda los cuales, al parecer, podrían haber sido utilizados previamente para peleas.

Como resultado de ese dispositivo, se procedió a la incautación de gran cantidad de billetes y monedas de diverso valor (más de 800 monedas), ascendiendo el valor total del dinero intervenido a unos 4.000 euros, ello a pesar de no constarles actividad laboral alguna. También se ha hallado gran cantidad de útiles para la elaboración y manipulación de los diferentes tipos de droga.

Se ha procedido a la detención de tres personas en total, todas ellas españolas y miembros de una misma familia, siendo un hombre de 35 años y dos mujeres de 42 y 36 años de edad.

Los detenidos, a quienes se les imputa un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas, ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Orihuela, quedando en libertad con cargos, a la espera de juicio.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*