Los Reyes Magos reparten sus primeros regalos en el Hospital Vega Baja

Melchor, Gaspar y Baltasar visitan a los más pequeños para llevarles ilusión en unos momentos difíciles

Los Reyes Magos se han adelantado a la Cabalgata del 5 de enero con una visita muy especial en el Hospital Vega Baja en la que han repartido un montón de regalos a los pacientes más pequeños que pasan sus navidades hospitalizados y fuera de sus casas.

En torno a las doce del mediodía, la entrada del hospital se llenaba de ilusión y de ganas de contagiarla. Ni en barco ni en camello, los reyes han llegado en una furgoneta junto a sus pajes y también a sus bolsas llenas de regalos para unos destinatarios muy especiales. Además acompañados por la concejal de Festividades en el Ayuntamiento de Orihuela, Mariola Rocamora.

Sus majestades de Oriente han sido recibidos entre sonrisas, caras de sorpresa y mucha alegría. “Tenemos mucho trabajo pero hemos hecho un alto en el camino para pasar por este hospital a traer regalos y desear a los niños una pronta recuperación”, ha expresado Melchor a su entrada en el centro hospitalario. Palabras refrendadas por Gaspar, quien ha recordado que han hecho un viaje agotador desde Oriente para llegar hasta la comarca y tratar de hacer un poco más felices a estos niños en unos momentos difíciles.

Por su parte, la edil de Festividades Mariola Rocamora ha agradecido a los Reyes Magos que un año más no hayan faltado a esta cita que tanta ilusión despierta en el hospital, especialmente entre los más pequeños.

Tras el reparto de regalos habitación por habitación, los Reyes Magos se han marchado sintiendo que el mejor regalo había sido para ellos y es que según expresaban entre sonrisas, había valido la pena adelantarse para realizar esta visita.

Así pues, Melchor, Gaspar y Baltasar se han marchado pero para volver el domingo y repartir la misma ilusión y alegría a todos los niños y niñas de la comarca en una de las noches más mágicas del año con las cabalgatas de los Reyes Magos del 5 de enero. Aunque los pequeños ingresados que no podrán recoger los caramelos el domingo, han tenido su propia cabalgata.

Y es que escasas horas restan para que recorran las casas de los niños de la Vega Baja, en la madrugada del domingo, repartiendo las peticiones que hace días recibieron por carta.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*