Una recogida de firmas pide devolver la playa canina de Torrevieja a su anterior ubicación

Playa para perros en Torrevieja

Los propietarios de mascotas denuncian que el nuevo emplazamiento, en Cala del Rocío, es peligroso tanto para las mascotas como para los propietarios

Una iniciativa popular recoge desde hace días firmas a través de la plataforma Change.org contra la actual ubicación de la playa canina de Torrevieja, “ya que el actual emplazamiento se encuentra repleto de escombros, rocas afiladas, agujeros dentro del mar que pueden provocar heridas, caídas y lesiones tanto a las mascotas como a sus propietarios”.

La iniciativa parte de Alba Chazarra, vecina de Torrevieja, y en cuatro días ha superado las 200 firmas. Una recogida de firmas que pretende instar a la Concejalía de Playas de la localidad a devolver la playa canina a su lugar original.

Hasta ahora los canes podían bañarse y usar para su disfrute la Cala del Mal Paso (o Cala del Moro) y Punta Margalla, una iniciativa puesta en marcha en el verano de 2018 por el anterior equipo de Gobierno dirigido por el José Manuel Dolón. Una decisión que gustó a los propietarios de animales pero que generó disputas con los vecinos de esa zona, que reclamaban poder disfrutar de unas playas libres de mascotas.

Este 2020 el Ayuntamiento, con su nuevo equipo de Gobierno dirigido por Eduardo Dolón, decidió cerrar estas playas caninas y habilitar en su lugar un tramo de la Cala del Rocío. Un espacio que ha generado críticas por parte de los propietarios de canes.

Esta iniciativa popular que en poco tiempo ha conseguido reunir setecientas firmas de vecinos de Torrevieja de manera física y en pocas horas más de 300 firmas a través de la plataforma change.org para que el alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón, dé marcha atrás a los decretos firmados por el recientemente dimitido Director General de Urbanismo de Torrevieja, Victor Costa, que anularon las playas de mascotas fijadas por el anterior gobierno municipal.

En la plataforma Change.org pueden leerse comentarios de usuarios disgustados con la nueva ubicación de la playa canina, que consideran un espacio “peligroso” tanto para los animales como para las personas.

“En el caso de no ser posible volver a su anterior ubicación, exigimos que se habilite una nueva localización en la que tanto mascotas como propietarios puedan disfrutar sin la preocupación de sufrir ningún tipo de lesión”, expone la promotora de esta recogida de firmas online.

También puede interesar

3 Comentarios

  1. Y tan peligroso, para las mascotas y sobre todo si quieres meterte con tu mascota un ratito a disfrutar mejor te pones cascos rodilleras y lo que pilles,para protegerte. Yo fui el primer día pero no sé me ocurre volver más. Me parece una tomadura de pelo decir playa canina a eso. Eso si, el cartel es mono.😡😡

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*