Alegría y júbilo tras la Resurrección en Orihuela

El Encuentro entre la Dolorosa y el Cristo Resucitado pone fin a las procesiones de la Semana Santa oriolana

La Hermandad de la Resurrección sacó a la calle la procesión más alegre de la Semana Santa de Orihuela. La que escenifica el Encuentro entre la Dolorosa y el Cristo Resucitado en la madrugada del Domingo de Resurrección. Un momento de alegría y júbilo que tiene su máximo esplendor cuando uno de los pequeños componentes de la Hermandad retira a la Virgen el puñal que simboliza el dolor de la muerte de su hijo.

Este encuentro se produce en las inmediaciones de la Plaza Nueva ante la atenta mirada de cientos de fieles que se congregan allí para asistir a la última de las procesiones de la Semana Santa oriolana. A su llegada a la citada plaza los dos pasos, madre e hijo, se encuentran a ritmo del ‘Aleluya’ que anuncia el esperado momento. Un castillo de fuegos artificiales anunció la resurrección de Cristo entre aplausos y vítores. Ya juntos, ambos pasos volvieron al templo.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*