Bascuñana: “Tenemos que exigir las infraestructuras necesarias para que cada vez que se nuble el cielo podamos estar tranquilos”

Cuando se cumple un año de la DANA que arrasó Orihuela, el alcalde recuerda cómo vivió esos días y analiza las consecuencias y lo que queda por hacer para que no se repita una catástrofe de esa magnitud

Nadie en Orihuela, ni en la Vega Baja, puede olvidar lo que pasó hace un año. El 12 de septiembre de 2019. Ese día una lluvia torrencial descargó sobre la comarca y provocó una crecida del río Segura que arrasó literalmente la comarca. Una DANA (Depresión Aislada en Niveles Alto) provocó unas inundaciones catastróficas que segaron la vida de siete personas, que se llevó por delante casas, negocios y generó unas pérdidas por valor de 1.000 millones de euros.

El alcalde de Orihuela atiende a Diario de la Vega para recordar cómo vivió ese episodio y para analizar las actuaciones que se han llevado a cabo y, especialmente, todo lo que queda por hacerse en el municipio y en la comarca para que no se vuelva a repetir una catástrofe de tal magnitud. “El reto que tenemos por delante es que la DANA sea la oportunidad para dotar a Orihuela de las infraestructuras necesarias para que una catástrofe así no se vuelva a repetir”, explica.

Bascuñana lamento que un año después a tantas personas de manera individual no hayan recibidos las ayudas prometidas y también que no hayan llegado al Ayuntamiento. “Se nos prometieron 3,2 millones por parte de la Generalitat Valenciana y algo más de 2 millones de euros por parte del Gobierno de España. Hasta ahora solo nos han llegado 50.000 euros por parte de la Generalitat”, señala.

Un año después en Orihuela todavía hay mucho por hacer: reparar espacios municipales como el Centro Ocupacional Oriol, que todavía no se ha podido reabrir, caminos rurales por arreglar o instalaciones deportivas.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*