Carta abierta al Síndico de Agravios de la Comunidad Valenciana por Emilio Bascuñana

Opinión Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela

Sr. Síndico de Agravios, me resulta sorprendente y triste la noticia aparecida ayer en los medios de comunicación, a raíz de la nota de prensa enviada por usted. Con todo el respeto a la figura que usted representa y la función que desempeña, entiendo que es del todo desproporcionada, discriminatoria, injustificada e injusta, la noticia que desde la institución que dirige, se ha generado contra mí, contra las personas y el cargo que represento.

El Síndico de Agravios tiene diferentes opciones para relacionarse con las administraciones y sus representantes, y para gestionar la falta de colaboración, en su caso, como se refleja en los artículos 24 y 25 que lo regula.

Usted ha optado por la amenaza, a través de la prensa, de llevarme a fiscalía por desobediencia, cuando seguro que habría sido menos estridente, menos mediático, más respetuoso, incluso a mi criterio más responsable, haber contactado conmigo por otras vías, que las hay, y en todo caso si considerara mi actitud “hostil o entorpecedora”, como recoge el artículo 24, haberlo reflejado en su informe anual.

Me causa tristeza, cuanto menos, que el papel del Síndico de Agravios (el Defensor de Pueblo de la Comunidad Valenciana) en vez de practicar el diálogo, la proximidad y la colaboración entre instituciones al servicio del pueblo, opte por la amenaza de judicializar sus actuaciones y su función.

No le quepa la menor duda que haré todo lo que esté en mi mano para que el Ayuntamiento de Orihuela sea ejemplar también, en todo lo que suponga garantizar un trato justo y equitativo con todos nuestros vecinos, con los que recurran a usted y con los que no lo hagan; valga como muestra la creación de la figura del Defensor del Ciudadano de Orihuela, hace apenas un año.

Sin duda, usted es conocedor de la complejidad de la administración y sus procedimientos, y dada su experiencia como alcalde de Alicante, no se escapará a su entender que a un alcalde le resulta difícil tener conocimiento de todos los escritos que se tramitan de manera ordinaria en un ayuntamiento de cierto tamaño.

Si usted cree que el alcalde de Orihuela ha cometido un delito, porque “el aparato del ayuntamiento” (los funcionarios correspondientes y/o los políticos delegados) no hayan contestado en tiempo alguno de sus requerimientos, sin duda estará usted en su derecho, y es posible que en su obligación de llevarlo a la Fiscalía, pero me permitirá que le participe mi opinión: es triste que recurra usted a ese protagonismo mediático dañino, amenazante, aparentemente parcial, e injusto, teniendo usted a su alcance otras opciones seguro que tan efectivas y mucho más acordes a lo que los ciudadanos normales de bien esperamos, de una institución como la que usted representa.

Atentamente y siempre a su disposición como Síndico de Agravios, le saluda, Emilio Bascuñana Galiano, Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Orihuela

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*