Comercio Justo: la lucha por la dignidad y la justicia

Manuel Gallud, en la puerta de la tienda de Comercio Justo Orihuela, en la Calle Mayor

“Se puede ayudar a cambiar el mundo con pequeñas cosas y esta es una de ellas, esto no es hacer beneficencia es hacer justicia”

Cada segundo sábado de mayo se celebra el Día Internacional de Comercio Justo, un día para la concienciación y para que se conozca la gran labor que realizan.

El Comercio Justo surge como alternativa al comercio tradicional y persigue que los productores puedan tener una vida digna en sus países de origen. Como nos ha contado el  tesorero de Comercio Justo Orihuela, Manuel Gallud, “con Comercio Justo las comunidades salen adelante y promocionan dignamente el crecimiento de los trabajadores”.

Sus organismos internacionales se encargan de certificar la calidad de los productos, que se produzcan de manera sostenible y que el trabajo se lleve a cabo en cooperativas democráticas que destinan una parte de los beneficios a mejorar sus condiciones de salud y de vida.

En Orihuela disponemos de una tienda situada en la Calle Mayor en la que trabajan altruistamente alrededor de 35 voluntarios por turnos. La finalidad de esto es, “que el pequeño beneficio que se produzca permita aumentar la cantidad de productos de venta y aumentar así los productores que reciben estos beneficios”.

La ciudad de Orihuela cuenta con el distintivo de Ciudad por el Comercio Justo desde noviembre de 2013 y el Ayuntamiento de Orihuela colabora de manera activa para mantener este distintivo. Entre las medidas que lleva a cabo el ayuntamiento oriolano está favorecer, de manera gratuita, su presencia en los eventos comerciales de la ciudad, consumir productos de Comercio Justo y puntuar en las licitaciones de cantinas deportivas la venta de estos productos.

Como destaca Manuel Gallud, “el Comercio Justo en Orihuela supone una posibilidad para que los ciudadanos puedan colaborar e implicarse en un consumo más justo”. Recordar también que Orihuela y Valencia son las únicas ciudades de la Comunidad Valenciana que cuentan con este distintivo.

La media europea de consumo de productos de Comercio Justo es de 16 euros al año por persona, mientras que en España la media es de un euro, “si cada uno de nosotros hiciésemos una compra de 5 euros al mes en Comercio Justo haríamos una revolución y le cambiaríamos la vida a mucha gente”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*