El Hospital de Torrevieja reduce un 30% las consultas presenciales de pacientes oncohematológicos

Apuesta por la humanización de estos pacientes aumentando el tratamiento domiciliario y la telemedicina en pacientes en seguimiento con patologías oncológicas de la sangre

La nueva normalidad de la asistencia sanitaria viene determinada por la humanización de las nuevas tecnologías para poder mejorar la calidad de vida del paciente con cáncer hematológico, permitiendo los tratamientos quimioterápicos en casa y las visitas telemáticas que reducen los desplazamientos y permiten que los pacientes puedan realizar una vida lo más normal posible.Y es que, la crisis provocada por el COVID-19 está cambiando algunos protocolos y maneras de trabajar. Tanto es así, que el servicio de Hematología y Hemoterapia de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, en colaboración con Farmacia Hospitalaria y la Unidad de Hospitalización Domiciliaria (UHD), han apostado por aumentar los tratamientos a domicilio y la telemedicina para el seguimiento de los pacientes con patologías oncológicas sanguíneas.

Tanto es así, que durante los meses de marzo y abril, se ha multiplicado por ocho los tratamientos tanto quimioterápicos como de hemoterapia administrados en domicilio por parte de la UHD, manteniendo los parámetros de calidad hospitalarios y las medidas de protección , disminuyendo un 30% la actividad presencial de los pacientes en seguimiento. “Se trata de una medida pionera en la provincia de Alicante que, debido a la crisis sanitaria que estamos viviendo, ha incrementado notablemente su actividad y que nos está demostrando que ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes”, comenta la Dra. Santamaría, jefa del servicio.

Esta forma de trabajar, a través de la visita telemática, comenzó a aplicarse en pacientes que no necesitaban acudir de forma presencial al hospital. Este tipo de visitas ha mejorado la comunicación con el paciente, ya que permite poder hacer un seguimiento personalizado por su médico evitando visitas que puedan comprometer la seguridad del paciente. “La mayoría de estos pacientes presentan inmunosupresión y tienen más riesgo de poder contagiarse por COVID19 o cualquier otra infección”, explica.

Esta medida se ha podido poner en marcha gracias al esfuerzo por parte del equipo de profesionales de Hematología y de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, coordinadas con el servicio de Farmacia Hospitalaria.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*