El Hospital Vega Baja incorpora una nueva técnica de acceso vascular que reduce el riesgo de infección y el número de pinchazos

Berenguer: “La formación del personal de enfermería de UCI aumenta la seguridad de los profesionales frente al método tradicional, lo que permite mejorar el bienestar del paciente al aumentar la tasa de éxito en la canalización y además se reducen las posibles complicaciones”

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vega Baja ha realizado una formación especifica al personal de enfermería para incorporar el catéter de linea media o Midline como una nueva técnica de acceso vascular.

El catéter de línea media o Midline es un catéter periférico de 20 cm de longitud que se introduce en el brazo, concretamente se inserta por encima de la fosa antecubital en vena basílica o cefálica y llega hasta la vena axilar, por lo que la punta se queda a una distancia media entre una localización periférica y una localización central. Su uso es recomendado en pacientes que precisan una terapia intravenosa de entre 1 y 4 semanas de duración de fluidos con una capacidad irritante baja.

El proceso de canalización venosa es ecoguiado utilizando una aguja de micropunción. La utilización de un ecógrafo para su inserción permite visualizar los vasos y medir su profundidad y diámetro.

La incorporación al Hospital Vega Baja de este tipo de acceso vascular evitará en determinados casos la inserción de un catéter venoso central que es más invasivo y se asocia un mayor riesgo de infección. En comparación con el catéter periférico corto, el catéter de línea media tiene mayor durabilidad por lo que se consigue reducir el número de pinchazos. Además, no será necesario realizar una radiografía de tórax que confirme su localización por lo que no se radiará al paciente.

En el Hospital Vega Baja, la inserción de estos catéteres será realizada por el personal de enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos, que actualmente y utilizando una técnica similar son los encargados de canalizar los PICCs o Catéteres Centrales de Inserción Periférica.

“La formación y entrenamiento del personal de enfermería de UCI en la inserción de accesos vasculares guiados por ecografía aumenta la seguridad de los profesionales frente al método tradicional, lo que permite mejorar el bienestar del paciente al aumentar la tasa de éxito en la canalización y además se reducen las posibles complicaciones” ha declarado Senen Berenguer, supervisor de enfermería de la UCI del Hospital Vega Baja.

Ana Gamayo, subdirectora de enfermería del Departamento de Salud de Orihuela ha manifestado también la importancia de estar actualizados con las últimas técnicas sanitarias como parte fundamental para prestar una asistencia de calidad.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

1 Comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*