El río Segura a su paso por Almoradí deja momentos inquietantes tras las intensas lluvias

La crecida del río provocaba fugas en las que se ha estado toda la noche trabajando para controlar, en estos momentos el caudal empieza a disminuir. Las competencias de este tramo del río son de la CHS que todavía tienen el muro de contención provisional tras la rotura de la DANA

El caudal del río Segura, a su paso por el Azud de Alfeitamí, en Almoradí, alcanzaba en la jornada de ayer martes unos 2,70 metros, una estampa desconcertante, tras las inundaciones de septiembre de 2020, pero que se considera dentro de lo previsible, sin llegar a ser preocupante como explicaba el propio Ayuntamiento.

A pesar de esto, para prevenir situaciones de peligro entre conductores y viandantes curiosos, la Policía Local cortaba la carretera de Algorfa, a la altura del puente, y sigue así, para que la empresa constructora responsable de los trabajos, y dependiente de Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), reforzara la mota para evitar las fugas que se empezaron a producir y que en estos momentos están controladas, aunque se continua trabajando. 

Dados los bulos alarmistas que al respecto circularon por las redes, la alcaldesa María Gómez, desde el río, a plena noche y con la maquinaria en marcha para dar soluciones inmediatas a las fugas, explicó la situación y pidió responsabilidad a la hora de publicar informaciones falsas que pudieran preocupar a la población “que ahora lo que tiene que hacer es quedarse tranquila en casa” afirmó. 

En estos momentos el caudal del río ha comenzado a disminuir pero aun así desde el consistorio aseguran que siguen muy pendientes, siendo una obra y un tramo del río dependiente de CHS, quien no ha comenzado las obras en este punto de rotura tras la DANA del pasado 2019, y el muro de contención continua siendo provisional.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*