España, entre los favoritos del mundial de Rusia

Como cada cuatro años, el mundial de fútbol marca las expectativas y las sensaciones del deporte más seguido del mundo. La edición número 21 del campeonato mundial se disputará en Rusia por primera vez en la historia de este país. Se trata de una edición que tendrá como escenario 12 estadios diferentes, de San Petersburgo a Sochi. Los anfitriones, muy ilusionados con la posibilidad de organizar este evento, no están entre los favoritos pero ya están clasificados, como la mayoría de los grandes equipos. A estos se le podrían unir Croacia e Italia, que tendrán que jugar la fase de playoff tras terminar segundos en sus respectivos grupos de clasificación. Y si Italia no tiene todavía su billete para Rusia, es por culpa de España.

El conjunto entrenado por Julen Lopetegui es sin duda uno de los favoritos para el mundial de Rusia, aunque no sea cabeza de serie del sorteo que decidirá cuáles serán los grupos de la fase final. El deseo de los jugadores de la Roja es de repetir la hazaña de Argentina, única selección en la historia de un mundial en ganarlo sin ser cabeza de serie en 1986. El equipo español ha arrasado a Italia en el partido clave para la clasificación al mundial con un contundente 3-0 que lleva la firma de Isco, autor de una exhibición para la historia, además de dos goles. El mediapunta del Real Madrid es en este momento el futbolista más desequilibrante a disposición de Lopetegui, que hace hincapié en su asociación con Iniesta y Silva, dos elementos expertos y de talento y los únicos supérstites de la España capaz de ganar todo desde 2008 hasta 2012 junto con Sergio Ramos, el gran capitán. Gracias al impresionante manejo del balón en el centro del campo, donde Busquets pone orden y Koke y Thiago Alcántara el desparpajo, la selección española ha vuelto a deslumbrar tras unos años de bache después de la eliminación en la fase de grupos del mundial 2014 y la derrota en la Eurocopa 2016 en octavos por mano de Italia.

Pero ahora la Roja vuelve a mostrar las garras y sobre todo su sonrisa más bonita, es decir la que expresa a través de su juego y la que provoca a quien ve jugar este equipo cuyos recursos parecen no tener fondo. El trabajo de Lopetegui, hombre de la federación y ya previamente técnico de la sub 21, ha sido notable tras haber demostrado que se podía volver a dar ilusión mezclando bien los elementos expertos con los más jóvenes y haciendo siempre hincapié en el talento y en la posesión. De Casillas se pasó a De Gea, hoy de los mejores porteros del mundo, mientras en la zaga Piqué y Ramos son sinónimo de garantía, tal como Carvajal y Alba son rendimiento y velocidad constante. Con esta base el centro del campo estará libre de crear. Y España podrá soñar con ganar el mundial de Rusia.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*