La Generalitat destinará 46,3 millones en 2020 para reparar daños en la Vega Baja tras la DANA

La consellera Grabiela Bravo se reunió ayer con alcaldes de la comarca para trasladarles el plan de reconstrucción de viviendas, infraestructuras y explotaciones puesto en marcha por el Consell

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, trasladó ayer a los alcaldes y alcaldesas de la Vega Baja cuyos municipios fueron afectados por el temporal entre el 11 y el 14 de septiembre pasado que el Consell ha previsto, en los presupuestos de 2020, partidas por valor de 46,3 millones de euros para reparar los daños causados por la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA).

La titular de Justicia e Interior del Gobierno valenciano se reunió con responsables de una veintena de responsables locales en el Ayuntamiento de Dolores para que conozcan cómo marcha el plan de reconstrucción de las viviendas, infraestructuras y explotaciones que puso en marcha el Consell “prácticamente al día siguiente de que se diera por concluido el episodio de lluvias torrenciales” porque para el Consell “la Vega Baja sigue siendo una prioridad”.

Para Gabriela Bravo, “el programa de reconstrucción de la Vega Baja es ya una realidad para la que hay una inversión de más de 90 millones de euros de los que 46,3 millones están presupuestados para el año que viene”.

Se trata de un programa que se articula desde todas las consellerias entre las que destacan los 25 millones en materia de vivienda, los 4,8 millones para equipamientos agrícolas, 4,1 millones en centros educativos, 3,6 millones en infraestructuras de transporte o 3,4 millones en infraestructuras sanitarias.

Además, la consellera destacó que la Generalitat ha llevado a cabo “una enorme acción administrativa que se ha traducido en la aprobación y tramitación, en 70 días, de cinco decretos y ocho resoluciones de ayudas urgentes”.

Esta actividad, según Gabriela Bravo, “era necesaria para que se pudieran liberar los fondos necesarios para atender las necesidades más urgentes de los municipios afectados”. Así, aproximadamente 1.800 personas ya han recibido una subvención para adquirir bienes domésticos por un valor aproximado de 2,7 millones de euros de una partida comprometida de 13 millones que se podrá ampliar si es necesario”.

En este sentido, las oficinas de ayuda montadas por la Conselleria de Justicia han registrado 8.456 solicitudes para adquirir bienes de primera necesidad; 132 para alquiler de vivienda; 144 para la reparación en domicilios y 15 para vehículos siniestrados.

A ellas hay que sumar las solicitudes de 44 ayuntamientos para costear los gastos extraordinarios que supusieron las tareas de auxilio y rescate durante el episodio de lluvias.

Por otra parte, la consellera de Justicia explicó a los alcaldes y alcaldesas que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), desde el pasado lunes, ha convocado una nueva línea de créditos preferentes para los afectados por el temporal con dos modalidades.

La primera está destinada a autónomos o pequeñas empresas que facturen hasta dos millones de euros y tengan menos de 10 empleados. Podrán solicitar préstamos de hasta 400.000 euros a devolver en diez años con los dos primeros de carencia para reparar daños en equipamientos o instalaciones reconocidos por los seguros.

La segunda modalidad está diseñada para dar liquidez a las empresas y consiste en que el IVF cubrirá los pagos de los préstamos que venzan en los próximos doce meses y que no puedan ser satisfechos debido al descenso de la producción a causa de los daños del temporal. Estos préstamos del IVF podrán ser devueltos en cuatro años.

Por último para autónomos y pymes que no se hayan visto directamente afectados pero que estén radicadas en zonas dañadas por las tormentas, el IVF aplicará una rebaja del 0,25% de los préstamos.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*