La multitudinaria procesión en honor a San Joaquín pone fin a las fiestas patronales de Bigastro

El patrón salió a hombros desde la iglesia parroquial como marca la tradición desde 1793

Bigastro culminó el viernes sus fiestas patronales con la majestuosa y solemne procesión en honor a San Joaquín. El patrón salió a hombros desde la iglesia parroquial con la comitiva de autoridades locales, y acompañados por cientos de vecinos que quisieron honrar a la talla en su día grande.

Una procesión que se repite en la localidad desde 1793. Fue ese año cuando la imagen llegó a hombros de dieciséis labradores al paso de dulzainas, según recogen los escritos municipales.

La imagen religiosa fue portada a hombros por numerosos cofrades de la Cofradía de San Joaquín, como cada 16 de agosto.

La alcaldesa, Teresa Belmonte, acompañó a la comitiva durante el cotejo procesional en el que también se integraron las reinas y damas de fiesta así como el pregonero Joaquín Moya. Como colofón, se disparó un gran castillo de fuegos artificiales a la entrada de San Joaquín al templo.

Los actos en honor al patrón se han sucedido durante las últimas semanas. Actuaciones musicales, tradiciones como el ‘Tío del Tractor o el desfile multicolor así como novedades como el lanzamiento del primer chupinazo de la localidad que han hecho el disfrute de los vecinos.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*