Padres y madres piden aplazar la retirada de amianto en una nave situada junto al colegio de Rojales

Algunos han decidido no llevar a sus hijos a clase durante los diez días que duren las obras que, denuncian, se deberían realizar cuando no haya colegio

Un grupo de madres y padres del colegio público Poeta Miguel Hernández de Rojales ha pedido al Ayuntamiento aplazar unas obras que se están realizando junto al centro educativo y que consisten en la sustitución de la cubierta de un almacén municipal cuyas placas contienen amianto. Exigen que esos trabajos se aplacen “a una fecha en la que no haya actividad escolar”.

A través de un comunicado, explican que tanto el equipo directivo del colegio como los padres y madres han mantenido varias reuniones con el Ayuntamiento y han conseguido que las obras, que arrancaron el pasado miércoles, se lleven a cabo por las tardes pero consideran que se deben aplazar para no “asumir riesgos”.

“No tienen porqué estar expuestos sin necesidad a los riesgos que conlleva esta actuación, aunque aseguren que el porcentaje de amianto de las placas es solo del 10 por ciento, el cual consideramos suficiente para que los niños no estén en el colegio durante estas obras”, señalan en el comunicado y añaden que “tenemos nuestras dudas de que al día siguiente de cada jornada de trabajo en las instalaciones y en el ambiente no quede ningún resto de partículas de amianto”.

Según ha podido saber este diario, algunos padres y madres han dejado de llevar a sus hijos a las clases mientras duren las obras y desde el centro educativo, según señalan en el comunicado, se les ha asegurado que las ausencias de los alumnos mientras duren los trabajos serán faltas justificadas.

Ante la polémica que han suscitado estos trabajos, el Ayuntamiento han expresado la “total seguridad” que desde el departamento técnico como desde la Conselleria han trasladado respecto a estas obras.

“No hay manipulación o tratamiento de las placas. Éstas se desmontan una a una sin dañarlas y se apilan siguiendo el protocolo establecido por los técnicos y la normativa de fibrocemento”, indican desde el Consistorio en un comunicado, en el que destaca que la empresa que está llevando a cabo los trabajos son especialistas cualificados en ese tipo de tareas y cuentan con todos los requisitos exigidos para el desmontaje de los productos de fibrocemento.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*