Un fenómeno

Mateo Marco Amorós / Bardomeras y meandros

Joaquín Marín / Fotografía

Por estar al día, en ocasiones me entretengo leyendo periódicos antiguos. Lo pasado alecciona para lo que pudiera suceder. Aunque cuesta aprender. Veamos un caso que habiendo ocurrido en los años veinte del veinte, podría ser actual. Sírvanos de lección porque siempre ha habido, hay y habrá tipos como el protagonista que nos ocupa: ¡Un fenómeno!

Cuenta El Luchador, diario alicantino, en su edición del veintisiete de marzo de 1928, que Ángel Pallarés Savall, dos años antes, estuvo con su familia unos días hospedado en Orihuela. En la “Fonda de España”. Durante su estancia en la ciudad tomó un auto para presentándose en varias poblaciones cobrar unas deudas. La faena le ocupó un día entero y… Y “no pagó el auto”. Ni el auto ni el hospedaje. Lo de cobrar deudas había sido puro simulacro y ni auto ni hospedaje pagó. Ya se ha dicho. Mas antes de abandonar Orihuela “pidió 80 pesetas al fondista Alonso” y solicitó aval al letrado García Mercader para una letra de un deudor. La letra se devolvió protestada asumiéndola García Mercader, tampoco pagó al hostelero el préstamo y cuando se marchó “sigilosamente” del establecimiento cogió una gabardina y unos guantes del sobrino del dueño.

En el juicio, celebrado el veintiséis de marzo de 1928 en la Audiencia Provincial de Alicante, el fiscal Garrido acusará a Pallarés de tres delitos de estafa y uno de hurto, pidiendo por cada uno la pena de dos meses y un día de arresto mayor. Por su parte, el abogado Abenza, defensor de Pallarés, argumentará que éste ni engañó, ni defraudó, ni se aprovechó de nadie. Que lo único que hizo fue valerse de sus amistades, sin ánimo de lucro, teniendo intención de devolver lo prestado. Elocuente informe debió de hacer Abenza –así lo califica El Luchador– porque Pallarés fue absuelto en sentencia dictada a finales de marzo (Diario de Alicante, 31 de marzo de 1928).

Ocho años más tarde, para el cuatro de diciembre de 1936, El Tiempo, diario de Murcia –en ediciones de 29 de noviembre y 4 de diciembre– anuncia en su Audiencia juicio, procedente del Juzgado murciano de San Juan, contra Ángel Pallarés Savall. Por delito de estafa. Cabra que tira al monte.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*