Aprobada por unanimidad la ordenanza de protección de la palmera datilera de Orihuela

El objetivo es el de promover el marco óptimo para posibilitar el mantenimiento, la conservación y el fomento de la palmera datilera y consecuentemente el BIC del Palmeral oriolano

El Pleno del Ayuntamiento de Orihuela, celebrado este miércoles, ha acordado por unanimidad de todos los grupos políticos la aprobación inicial de Ordenanza Municipal de Fomento y Protección de la Palmera Datilera. La voluntad de la Concejalía de Medio Ambiente es la de promover el marco óptimo para posibilitar el mantenimiento, la conservación y el fomento de la palmera datilera y consecuentemente el BIC del Palmeral oriolano. Esta ordenanza debe extenderse en el ámbito geográfico de toda la ciudad de Orihuela, pues se considera preceptivo el mantenimiento de las palmeras en cualquier punto del municipio como medio de salvaguarda y protección del propio Palmeral, que para permanecer sano y saludable debe tener un entorno en iguales condiciones.

El Palmeral de Orihuela es el segundo más importante de Europa y a su vez un Bien de Interés Cultual por lo que “el Ayuntamiento tiene la obligación de proteger este espacio tan importante para el medio ambiente”. Orihuela contaba con una ordenanza que regula estos aspectos pero databa de 1992 y había quedado obsoleta, después de la publicación de la Ley de Patrimonio Arbóreo Valenciano de 2006 y posterior reglamento de desarrollo de 2018. Era necesario un nuevo marco jurídico para conseguir lo establecido en el Plan Director y Plan de Gestión que la Concejalía de Medio Ambiente ha puesto en marcha para que este patrimonio medioambiental pase en la mejores condiciones a las generaciones futuras.

El proyecto de ordenanza consta de una exposición de motivos y antecedentes, 40 artículos, una disposición derogatoria y una disposición final, así como un anexo en el que se detallan exhaustivamente todas las parcelas del BIC, tanto públicas como privadas. En el cuerpo de la misma destaca un procedimiento de ejecución subsidiaria que facultará al Ayuntamiento, y en su caso a la conselleria, a actuar en caso de que los propietarios no lo hagan.

El concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, considera que “esta ordenanza es una herramienta necesaria, pero al mismo tiempo somos conscientes de que tenemos que seguir trabajando ejecutando presupuestos, fondos europeos, actuando contra las plagas, poniendo en valor nuestro Palmeral y la palmera datilera, pero también es muy importante la colaboración de todos los propietarios que tenga palmeras en el término municipal”.

Para finalizar, Aparicio ha agradecido la predisposición, trabajo, colaboración y apoyo de todos y cada uno de los concejales que han aprobado este documento tan importante para la conservación de este patrimonio medioambietal.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*