Condenado un vecino de Catral a casi 8 años de prisión por tener encerrada cuatro días a su expareja

Ayto Catral 23feb2014

Los hechos se produjeron entre el 9 y el 13 de julio de 2016

La Audiencia Provincial ha condenado a un hombre de 36 años residente el municipio de Catral a siete años y once meses de prisión por retener en su domicilio durante cuatro días, maltratar y amenazar a la mujer con la que había sido su pareja sentimental durante siete meses, según reza la sentencia.

La Audiencia  le ha absuelto del delito de violación del que se le acusaba inicialmente y de  otros dos delitos de malos tratos protagonizados con anterioridad,  al no hallar pruebas acreditativas.

Los hechos tuvieron lugar entre el 9 y el 13 de julio de 2016, cuando la exnovia a la vivienda del condenado para recoger sus pertenencias y acabar con la relación, en ese momento la arrastró por la calle hasta meterla en la casa y cerró la puerta con llave, según el fallo sentenció diciéndole: “Tú de aquí no te vas porque me perteneces”, rompiendo su teléfono móvil en el forcejeo.

La sentencia también dicta que hubo más actos violentos en los días siguientes, cuando la mujer trató de abandonar la casa, así hasta el 13 de julio, cuando la madre de la víctima le advierte al acusado de que llamaría a la Policía de no tener noticias de su hija, lo que provocó su liberación, con amenazas de muerte si era denunciado, aun así la víctima denunció el mismo día.

El fallo refleja que el tribunal da credibilidad al testimonio de la víctima, “al considerar que mantuvo coherencia en su relato durante la instrucción del proceso”. Y asegura que su versión se vio reforzada por el testimonio de su madre, así como por las manifestaciones del agente de la Policía Nacional que instruyó la denuncia y que vio las lesiones provocadas en la cara de la víctima.

En cuanto al acusado que negó estos hechos solicitando su libre absolución, aseguró que la mujer había estado en su casa entre el día 9 y el 13 de julio, pero negó que la hubiese retenido, que la golpease, que la insultara, que la amenazara o que la obligara a mantener relaciones sexuales. A lo que añadió que llegaron a estar acompañados de sus padres, de sus hermanos, de un sobrino suyo y de un amigo algo a lo que la Audiencia no dio credibilidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*