El Consell acabará con el colegio en barracones de Guardamar el próximo año

La Generalitat tiene previsto iniciar la construcción del colegio Dama de Guardamar en el segundo semestre de 2018

La consellería de Educación ha dado a conocer la inmediata solicitud al Ayuntamiento de Guardamar de la licencia de obras para la construcción del nuevo colegio público Dama de Guardamar. El complejo educativo se situará en una parcela de 15.265 metros cuadrados de propiedad municipal situado en la Avenida del Puerto (SUP-7).

Así lo anunció el alcalde de Guardamar, José Luis Sáez, tras la reunión mantenida en Valencia con  responsables de Educación. El primer edil estuvo acompañado por los concejales de Obras Públicas, y de Educación, José María Hernández y Pilar Gay, así como de la técnico de Urbanismo, María Jesús Gil.

José Luis Sáez indicó que el nuevo centro educativo es una realidad tras muchos meses de gestiones, de idas y venidas, de reuniones, y tras la elaboración de numerosos informes y estudios. “Estos trámites necesarios impiden en muchas ocasiones la ejecución lo más pronto posible de las obras como todos deseamos” asegura el primer edil.

Proyecto básico

Los responsables de la consellería de Educación comunicaron al alcalde y a los concejales que el proyecto básico el nuevo colegio está acabado y que será remitido  al Ayuntamiento para solicitar la licencia de obras de forma inmediata, explica el alcalde de Guardamar quien añadió que todas estas gestiones llevarán a que durante el primer semestre de 2018, se redacte el proyecto de ejecución y la consiguiente la licitación.

“El inicio de las obras está previsto para el segundo semestre”, apostilló.

Sáez mostró su firme convencimiento de que invertir y trabajar por la educación es apostar por el futuro, “de ahí nuestros esfuerzo para que Guardamar disponga  de una infraestructura educativa moderna y en condiciones”.

En esta línea afirmó que la participación del Ayuntamiento en el Plan Edificant quedará para otras infraestructuras, obras menores y arreglos en los diferentes centros educativos. “Previamente nos reuniremos con los consejos escolares, para determinar necesidades”, añadió.

Para llegar a la actual situación que se traducirá en la construcción de la nueva infraestructura educativa tuvo que ser aprobado en el pleno municipal de agosto una   modificación en el PGOU, cambiando  la denominación de los terrenos donde se construirá el centro educativo, de suelo dotacional a  equipamiento de uso educativo. Este requisito de la consellería de Educación fue paralelo a un estudio geotécnico.

El proyecto pendiente de licitar dispone de una partida presupuestaria inicial de unos cinco millones de euros y sustituirá al actual colegio que dispone de aulas en  barracones prefabricados.

Reseñar que el nuevo colegio público tendrá una capacidad para  450 escolares. Contará con  12 aulas de primaria y 6 de infantil. El edificio principal de dos plantas dispondrá de salón de actos, cocina-comedor, conserjería, despachos, biblioteca, laboratorio y aula de música entre otros.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*