El picudo rojo acaba con la última palmera en pie en la Plaza Santa Lucía

El último ejemplar ha sido talado para proceder a la remodelación de la plaza, de la que desaparecerán los troncos de palmeras y se pondrá otro tipo de arbolado

La última palmera que quedaba en pie en la Plaza Santa Lucía de Orihuela, situada frente al Palacio de Justicia, ya ha sido talada. El aspecto de este emblemático espacio ha cambiado en los últimos años después de que el picudo rojo atacara con fiereza a prácticamente todos los ejemplares de palmeras canarias que históricamente se emplazan allí.

La Concejalía de Infraestructura ha llevado en los últimos meses un  proyecto para eliminar la quincena de troncos de palmeras decapitadas de la plaza, que ya no tenían parte superior tras ser atacadas por la mencionada plaga. Hoy ha caído la última palmera que quedaba en pie, y que también estaba afectada por el picudo rojo.

Hace más de seis años que se detectó la presencia del coleóptero en las palmeras de la Plaza Santa Lucía y aunque se han realizado distintos tratamientos nada se ha podido hacer por salvar a los ejemplares.

El proyecto de la Concejalía de Infraestructuras consiste en retirar todos los troncos de palmeras de la plaza y sustituirlas por otro tipo de arbolado adaptado al clima mediterráneo como jacarandas o moreras para cambiar la desoladora imagen que tiene ahora mismo el céntrico espacio.

La típica estampa de las palmeras dando sombra sobre el parque ha desaparecido, dando paso a una fotografía en el que solo aparecen los troncos secos y sin rastro de fruto. Una estética que cambiará pronto tras la remodelación que se está llevando a cabo.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*