El plan especial del puerto contempla la creación de una zona de ocio y un aparcamiento subterráneo

PRESENTADO EL PROYECTO DEL PLAN ESPECIAL DEL PUERTO DE TORREVIEJA 2

El plan contempla que toda la actuación sea financiada por la mercantil que obtenga la concesión para su explotación

En la mañana de hoy el alcalde de Torrevieja, acompañado por el concejal de urbanismo y medio ambiente, Francisco Moreno, y el edil de Puertos y Pesca, Eduardo Gil Rebollo, a presentado el la propuesta de ordenación y diagnóstico previo del Plan Especial del Puerto de Torrevieja en el que se plantea la reordenación y reurbanización de la dársena portuaria y los espacios colindantes al puerto, una actuación que cambiará la fisonomía de la ciudad con el desarrollo de nuevos espacios en los 90.000 m2 contemplados en este plan espacial que deberá ahora ser estudiado por la Consellería para adpatar las propuestas a la legislación vigente.

Eduardo Dolón ha destacado que este proyecto está planteado desde la filosofía de las actuaciones de integración Puerto-Ciudad, donde es necesario garantizar tanto la permeabilidad del territorio y del paisaje como la conectividad de los peatones y del viario.

Este megaproyecto está planteado como una gran inversión privada que conllevará, para la mercantil que se haga con los derechos de explotación de las zonas de uso privado, la reurbanización y construcción de toda las zonas de uso público. El proyecto inicial contempla un cambio importante tanto en los accesos para el tráfico rodado como en la imagen de la fachada litoral de la ciudad, que cambiará la fisonomía del centro de la ciudad, abriéndolo totalmente al puerto, una actuación que devuelve a Torrevieja su conexión con la mar y sus orígenes pesqueros y salineros.

La propuesta inicial planteada por el equipo de gobierno, incorpora la creación de un aparcamiento subterráneo para unos 500 vehículos, que complementará la actual oferta de parkins, que contará con tres salidas para no interferir con la parte superior, totalmente peatonal, que se comunicará con un paseo peatonal de 20 metros de ancho a lo largo de todo el cantil del muelle y cuya disposición resuelve los dos puntos de unión necesarios, ya que conecta ininterrumpidamente con el Paseo Vista Alegre y con el Paseo Marítimo Juan Aparicio. El proyecto plantea además una zona adyacente al paseo del muelle, que tendrá una baja densidad de edificación y reducida volumetría, destinada a usos de ocio y servicios como, por ejemplo, centro de convenciones y eventos, salones multiusos, ocio infantil, equipamientos deportivos y actividades complementarias, salud y bienestar, excluyéndose el uso comercial salvo un porcentaje destinado a actividades relacionadas con la náutica. Esta zona de ocio y servicios reservará una parte del espacio para albergar zonas verdes, zonas deportivas y juegos infantiles y biosaludables para personas mayores,, la explotación de este espacio será el gran atractivo para los inversores que vean en Torrevieja un nicho de negocio atractivo y de futuro.

Otra de los cambios sustanciales que sufrirá la actual imagen de Torrevieja es el traslado de la zona de feria a la gran explanada que actualmente se encuentra sin uso y sin urbanizar del puerto (junto al Dique de Levante), allí se ubicará de forma fija la Feria de Atracciones actual y, junto a los museos flotantes, quedaría ubicado el Museo del Mar y de la Sal.

El Plan Especial del Puerto contará también con una gran Explanada Multiusos, totalmente peatonalizada, ocupando una superficie global de 25.000 metros cuadrados. Se ubicará entre el vial central y la fachada de los edificios existentes, hasta donde llegaría la reurbanización del entorno, respetando las masas de árboles actuales. En esta explanada, que no tendrá edificación alguna, se podrían albergar actividades eventuales, quedando ubicados definitivamente los vendedores del actual Paseo de La Libertad con una imagen totalmente renovada, y se instalarán en ella también la Feria de Mayo y los eventos que se llevan a cabo durante las Fiestas Patronales en Honor a la Purísima.

Además al proyecto se incorporará la construcción de un retén de la Policía Local y del Museo del Mar y de la Sal, del que se descarta su emplazamiento en las Eras de la Sal tal y como se habría planteado en un principio. Otra de las cuestiones es la desaparición de la lonja, que será trasladada al emplazamiento por el que opte la Cofradía de Pescadores, existen dos opciones, el edificio de la fábrica de hielo y los edificios de colindantes con el de Capitanía, que sería rehabilitado por sus especiales características arquitectónicas y albergaría además los servicios de Aduana y Autoridad Portuaria.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*