Marcelino Asuar rememora los inicios de las Fiestas de la Reconquista en la Noche del Pájaro

El Síndico Portador de la Gloriosa Enseña del Oriol pide la recuperación del Castillo de los Moros y de los barrios emblemáticos

Marcelino Asuar fue uno de los siete magníficos, esto es, uno de los siete fundadores de las Fiestas de la Reconquista de Orihuela. Por eso en su nombramiento como Síndico Portador de la Gloriosa Enseña del Oriol no podía expresar apenas palabra por la emoción que sintió al ser designado por la corporación municipal con este cargo.

Su discurso era el más esperado por las miles de personas que copaban los alrededores del Ayuntamiento oriolano al filo de la madrugada del 16 al 17 de julio. En sus palabras repasó cómo se fundaron las fiestas que hoy día son de Interés Turístico Nacional. Fue en 1973 cuando él, junto a otros seis compañeros, dio los primeros pasos para poner en marcha los Moros y Cristianos de Orihuela. En esta reconstrucción del relato quiso tener un recuerdo especial para las mujeres, que como en tantos otros aspectos, quedaban en un segundo plano pero que fueron un pilar fundamental para poner en pie estas fiestas.

En su discurso Marcelino Asuar también tuvo una sugerencia para el equipo de Gobierno y su alcalde a quien pidió que tengan como prioridad en su tarea frente al Ayuntamiento recuperar “esos barrios que han sido tan emblemáticos para esta ciudad” y en especial un símbolo festero como es el Castillo de los Moros.

Por su parte, el alcalde Emilio Bascuñana también tuvo tiempo en su discurso para rememorar los inicios de unas fiestas que cumplen 46 años. “Siete oriolanos se armaron de valor, como lo hizo la Armengola y sus guerreros Arun y Ruidoms, y salieron a la calle, porque creían que Orihuela se merecía unas fiestas de Moros y Cristianos y que era el momento de dar a conocer esta festividad al resto de oriolanos”, expresó.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*