Orihuela obliga a retirar las pantallas led instaladas en el casco histórico

El Ayuntamiento desestima el recurso interpuesto por la empresa responsable de cuatro televisiores publicitarios que carecen de permiso

La empresa Publizar tendrá que retirar las pantallas led instaladas en varios puntos del casco histórico de Orihuela desde el pasado mes de enero sin autorización del Ayuntamiento. En concreto, hay cuatro pantallones que se ubican en la Avenida Teodomiro, la Plaza Cuberos, en la calle Calderón de la Barca y junto a la Glorieta Gabriél Miró. En ellos se muestra publicidad así como los grados de temperatura, la humedad o la hora.

El Ayuntamiento de Orihuela abrió un expediente sancionador a la empresa para que retirara las pantallas puesto que los técnicos de la Concejalía de Patrimonio habían emitido un informe desfavorable a la instalación de las mismas, por lo que carecen de autorización. La empresa responsable presentó un recurso al Consistorio alegando que las pantallas están ubicadas en inmuebles privados no en el espacio público, y es una actividad normalizada en municipios como Torrevieja, Murcia o Alicante.

La Junta de Gobierno, reunida este martes, ha desestimado ese recurso por parte de la empresa por lo que el propietario tendrá que retirar los televisores y restaurar los espacios tal y como estaban. Así lo ha explicado el portavoz municipal Rafael Almagro, quien ha indicado que de momento no se contempla una sanción económica para la empresa siempre y cuando procedan a su retirada.

En caso contrario el Ayuntamiento podría incluso llegar a eliminar las pantallas con sus propios medios y, posteriormente, repercutir el coste al propietario. Aunque espera no tener que llegar a este extemo. “No es normal que se contravengan este tipo de órdenes”, ha dicho el concejal.

Desde su instalación hace tres meses estas pantallas han generado polémica. Son bastantes los detractores de las mismas. Fue el grupo municipal Cambiemos Orihuela el primero en denunciar la situación asegurando que suponía contaminación lumínica y deterioran la estética del centro urbano.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*