La Escuela Infantil de La Murada abre con normalidad para sus 46 alumnos de entre 0 y 3 años

Una nueva empresa asume la gestión y la plantilla del centro hasta fin de curso mientras el Ayuntamiento trabaja ya en la licitación del servicio

La Escuela Infantil municipal de La Murada ha abierto este lunes sus puertas con normalidad para sus 46 alumnos de entre 0 y 3 años con una nueva empresa que se ha hecho cargo de la gestión hasta el final de curso, mientras el Ayuntamiento prepara ya la licitación del servicio, según ha explicado el concejal de Educación en Orihuela, Ramón López.

Todo ello una vez que la empresa que ha gestionado el servicio durante los últimos siete años, Grupo Lysmon, anunciara el viernes el cese de su actividad, una vez concluida la primera prórroga de su contrato, por desavenencias con el Ayuntamiento, que les adeuda cerca de 15.000 euros.

López ha acusado a la empresa de “crear incertidumbre” entre las familias de los niños que acuden diariamente a la escuela infantil así como de utilizar a estos menores como “rehenes” para “hacer chantaje” al Ayuntamiento. “El Consistorio no podía ceder a ese chantaje, que la empresa quisiera por motivos monetarios poner en el precipicio a esos menores”, ha asegurado. “No íbamos a permitir que la Escuela Infantil de La Murada cerrara sus puertas. La única institución competente en el cierre de unas instalaciones municipales es el Ayuntamiento. Ninguna empresa tiene competencia para cerrar una instalación municipal”, ha dicho.

El edil de Educación ha explicado que Grupo Lysmon manifestó en enero de 2019, cuando finalizó el contrato, su intención de prorrogarlo por dos años más, tal y como estipulaba en el documento. Por eso, y aunque la empresa avisó hace dos meses al Ayuntamiento de que desistía de tal prórroga, consideran que la empresa no ha actuado bien al esperar al último momento para  anunciar el cese de su actividad. “Quizás pecamos de ingenuos”, ha reconocido López.

Además, el concejal ha asegurado que la mercantil debe al Ayuntamiento 18.000 euros en concepto de recibos de agua y luz, de los que debía hacerse cargo. También ha insistido en que en ningún momento hubo intención por parte de la empresa de arreglar la situación “ya que su propuesta era que el Consistorio abonara su parte y ellos no pagaran”, ha asegurado.

El edil ha señalado que la nueva empresa que se hace cargo de la escuela infantil en Orihuela Costa ha asumido el servicio en La Murada hasta la finalización del curso asumiendo a toda la plantilla con la que cuenta el centro.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*