La restauración del Conjunto Hidráulico Monumental de Rojales impulsa al turismo cultural y alternativo

La conclusión de la actuación permite pone en valor el enclave etnográfico de origen bajomedieval formado por el puente, la noria, el azud y la toma de La Comuna

Los trabajos de rehabilitación, revalorización y puesta en valor del conjunto hidráulico histórico de Rojales han concluido gracias a la mayor inversión económica empleada para este fin desde su construcción en época bajomedieval. Una partida presupuestaria de unos 650.000 euros cofinanciada entre el Ayuntamiento de Rojales y los fondos del Programa Operativo Feder de la Unión Europea gestionados por el Gobierno Valenciano han hecho posible la ejecución de las obras. El puente de sillería, noria fortificada hidraúlica y su bocana y túnel, azud de piedra y toma de sillares de la acequia de aguas vivas de La Comuna son los elementos que conforman el complejo. Su cronología está comprendida desde el siglo XIV al XVIII.

“No es para menos. El conjunto hidráulico es seguramente nuestra principal seña de identidad. El origen del Rojales actual y de su huerta se debe a este enclave, a este ingenioso sistema de distribución de aguas, un monumento vivo porque además de su valor patrimonial, funciona perfectamente como el mismo día que comenzó a distribuir el agua del río Segura en dirección a las huertas de Guardamar y Rojales” indica el alcalde de Rojales, Antonio Pérez.

El primer edil asegura que pese a las dificultades “ha valido la pena el esfuerzo para poner en valor este patrimonio. Comprendemos las moléstias ocasionadas por las obras pero no aceptamos las criticas interesadas y con fines que nada tiene que ver con el interés general de nuestro pueblo y de nuestro patrimonio histórico que vamos a seguir mejorando, sin duda alguna, con nuevas actuaciones como la rehabitación exterior e interior de la bocana de La Comuna.

Estas circuntancias van a propiciar además de recuperar nuestro patrimonio histórico, dar un impulso sin precedentes a nuestro turismo cultural y alternativo, especializado y único, no únicamente por el conjunto hidráulico si no por los museos y ecomuseos como el barrio de cuevas, apostilla Pérez.

Entre las actuaciones realizadas en la zona del puente hay que destacar la iluminación del conjunto, diferenciación de elementos antiguos y nuevos en la restauración como en el caso de zonas del azud donde se situaban las pilastras de puente de madera, anterior al actual de sillería construido en el siglo XVIII, restauración de elementos, limpieza general, rejuntado de mortero o reposición de elementos estructurales (sillares, sillarejos, cola milano).

Un hecho destacable de la actuación es la reordenación urbana sufrida en el puente y en sus calles colindantes donde han sido eliminada la doble dirección de vehículos pasando a ser unidireccional, posibilitando la señalización de aceras para la mejorar la seguridad y acceso de personas.

COMPLEJO PATRIMONIAL VIVO

Reseñar por otro lado la importancia del conjunto hidráulico en cuanto a que por sus caraterísticas, es único en toda la geografía de la Comunidad Valenciana. Por una parte, por sus elementos, y por otra porque es un complejo arquitectónico y patrimonial vivo y en funcionamiento. Además, añade, el entorno y su configuración hacen de este lugar uno de los más representativos para conocer la idiosincrasia de la Vega Baja, de su huerta milenaria y de sus gentes.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*