Un proyecto podría unir el faldón de la sierra de San Miguel en el entorno de la calle Arriba

Proyecto calle arriba

El Ayuntamiento solicita un taller de empleo para acabar con los problemas de insalubridad en el barrio

Un taller de empleo puede ser la clave para conseguir la remodelación urbana del entorno de la calle Arriba a los pies del monte de San Miguel. Este es uno de los proyectos más codiciados por el equipo de gobierno (Los Verdes y PSOE) y está a un paso de poder hacerse realidad. El bipartito ha presentado un anteproyecto a la Conselleria para obtener un taller de empleo que durante seis meses dé trabajo a 36 personas en la zona para adecuar el entorno –ahora lleno de escombreras y suciedad – y crear una pasarela que conecte el faldón de la sierra.

El concejal de Infraestructuras, Víctor Ruiz, ha explicado que con este plan “se resolverán los problemas urbanísticos, de salubridad y de integración que ahora tiene el barrio”. Y es que solo hay que echar un vistazo para encontrar en las calles adyacentes a la de Miguel Hernández (la popular calle Arriba) para encontrar solares repletos de basura. Una realidad que empobrece la imagen del histórico barrio para el que el equipo de gobierno quiere una importante revitalización.          

Con este proyecto el taller de empleo adecentará los aledaños de la calle Arriba y arreglará un total de 55 fachadas, además se utilizarán los espacios vacíos, que actualmente suelen utilizar como vertedero, para convertirlos en zonas verdes o ajardinadas.

“No es un capricho político, hay una necesidad urgente de intervenir en esta zona”, ha dicho Ruiz al tiempo que ha explicado que el presupuesto para este plan de choque es de 350.000 euros. La Conselleria sufragaría 250.000 euros y el Ayuntamiento oriolano los 100.000 euros restantes.

El concejal socialista ha destacado que además de una nueva oportunidad para el barrio, este taller de empleo supondría 36 nuevos puestos de trabajo. Según el edil de Fomento, Manuel Gallud, se contratarían 28 personas para realizar las tareas de reurbanización y 8 personas entre personal administrativo y tutores.

Pasarela

El edil de Infraestructuras ha indicado que se construirá una pasarela de 233 metros que arrancará desde la trasera de la Casa Museo Miguel Hernández y que discurrirá por el faldón de la sierra. En los tramos de más dificultad, con acceso difícil, se crearán plataformas metálicas con barandillas de madera para hacer posible la continuidad del sendero.

Ruiz también ha señalado que en el barrio nuevo se va a cambiar el pavimento y en la calle Bellot se renovará el adoquinado. Todo ello para dar una nueva cara a esta zona “durante muchos años marginada por otros equipos de gobierno”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*